jueves, 8 de enero de 2015

Recuperación

Nos dicen que ha llegado la recuperación porque baja el paro, que es cierto que está bajando, pero pretenden que ignoremos que la tasa de paro no lo es todo. Se les olvida que hay otros datos como la tasa de pobreza, la calidad de la educación, la sanidad, la casi-no revalorización de las pensiones, la atención a los dependientes... Mientras se les llena la boca diciéndonos que por fin se está creando empleo y que la crisis es "historia del pasado", e incluso que somos la nueva locomotora de Europa, nos dicen frases como "mejor cobrar 500 euros que estar en casa sin hacer nada", "mejor trabajar 10 horas a la semana que no trabajar", etc. Porque es evidente que gran parte de esta "recuperación del empleo" se debe a contratos precarios, a tiempo parcial y con sueldos que ni de lejos dan para vivir dignamente, mientras, vemos como las grandes empresas del IBEX aumentan sus beneficios considerablemente y leemos datos como que los 20 españoles más ricos tienen más dinero que los 14 millones más pobres (para que luego nos digan que "no hay dinero para más" o que "subir los impuestos a los más ricos no sería más que el chocolate del loro").
También es cierto que hay países que están peor, voy a poner un ejemplo: cientos de miles de rumanos han tenido que venir a buscarse la vida a España para huír de la pobreza, mientras que los españoles que han podido emigrar a Rumanía son casos excepcionales, por lo que todos podríamos estar de acuerdo en que en España se vive mejor que en Rumanía.
¿Sabéis cuál es la tasa de paro de Rumanía? ¡El 6,7 %! muy cerca de lo que se consideraría pleno empleo, y muy lejos del 24% que tenemos en España.
Pero hay otros datos, en Rumanía el salario medio es de 470 €, y el salario mínimo de 190 € al mes, menos de una tercera parte de lo que se cobra en España. Y aunque no he consultado datos, seguramente los servicios públicos de este país dejen también bastante que desear.
Por eso, a veces, cuando oigo el discurso de la recuperación, y de que "mejor trabajar por una miseria que no trabajar", pienso que el camino a seguir de los iluminados que nos gobiernan es equipararnos con los países del este, y que las medidas que se han tomado en los últimos años están encaminadas únicamente a maquillar las cifras sin tener en cuenta la calidad, no sólo la cantidad de empleos, y otros factores que influyen en nuestra calidad de vida.